Síguenos en Redes Sociales


                                                

Mi experiencia en el Adventure Of The Seas, (Royal Caribbean)


Esta es mi primera entrada en el blog, espero hacerlo bien y sobre todo que la disfrutéis. Chema.


Mi experiencia en el Adventure Of The Seas, (Royal Caribbean)

El 16 de Agosto de 2.013 viajamos desde Valencia a Southampton para embarcar dos días después en el Adventure Of The Seas de Royal Caribbean, (ese barco que tanto me llamaba la atención), y que sinceramente no me defraudó, la verdad. Íbamos dos parejas. Destino: Los Fiordos Noruegos.


Itinerario
Southampton-Navegación-Alesund-Skjolden-Flam-Stavanger-Navegación-Southampton

Una vez llegamos al Puerto de Southampton nos topamos con este colosal buque de 15 cubiertas que no deja indiferente a nadie, ya de lejos imponía. Una vez a bordo, la cosa cambia por completo, porque impone aún mucho más. Intentaré describir este barco perteneciente a la clase Voyager.

Adventure Of The Seas, (Southampton)

Nada más entrar te encuentras el Centrum de proa en la cubierta 4, (al menos nosotros embarcamos por ahí), y ya desde allí podías intuir la Royal Promenade, y podías hacerte una idea de lo que te ibas a encontrar subiendo simplemente una cubierta mas, ¡¡¡espectacular!!!, pero más adelante hablaré de ella. Comentar que el barco cuenta con dos Centrums, (proa-popa), y cada uno de ellos ocupa 11 cubiertas.

 Centrum de Proa

Centrum de Popa

Vayamos por partes y por cubiertas.

Cubierta 1: lo único que se encuentra  en ella es el centro médico, y generalmente es la que se utiliza para bajar a tierra en las diferentes escalas., (dependiendo del puerto).

Cubierta 2: encontramos una sala de conferencias, (bastante grande, la verdad), una pequeña guardería, con infinidad de juguetes para los más pequeños, y una pequeña sala de cine. En proa se encuentra el piso inferior del teatro, pero desde aquí no podemos acceder.

A partir de la cubierta 3 empiezas a descubrir realmente el barco y a enamorarte de él.

Cubierta 3: en la parte de proa de esta cubierta encuentras el acceso a The Lyric, el teatro de tres pisos con capacidad para 1.300 espectadores, en el que pudimos disfrutar de grandes y variados espectáculos, (eso sí; todos en inglés). Sin dejar esta cubierta y yendo hacia popa, justo en el centro del barco y junto al Art & Photo Gallery, tenemos la Galería de Arte, (exposiciones diarias) y el Studio B / Center Ice, una magnífica pista de hielo con capacidad para 900 espectadores, en la que además de disfrutar de impresionantes espectáculos, puedes utilizarla tú mismo, (previa reserva y sin coste alguno). Yo no me iba del barco sin probarla, y así lo hice, aunque no fui capaz ni de avanzar un sólo metro sobre el hielo, algo frustrante cuando veías a muchos que lo hacían con total naturalidad. Continuando hacia popa y pasando por el otro Centrum, se llega al Restaurante Principal, (dividido en tres niveles), cada uno con su nombre. Piso 1; Vivaldi, (el nuestro) / piso 2; Strauss / piso 3; Mozart. Una vez dentro y accediendo desde cualquier cubierta podías contemplar en todo su esplendor la magnitud de este impresionante comedor, (el más grande que visto a boro de un barco). Sus tres cubiertas pueden albergar a 1.900 comensales. En el tercer piso de este restaurante, (Mozart / cubierta 5), encontramos un piano de cola, y yo que algo sé tocarlo, no pude resistirme a hacerlo. No ha habido crucero en el que no haya tocado algún piano.

Restaurante Principal, (en sus 3 niveles) 

Studio B / Center Ice, (pista de hielo)

Cubierta 4: por popa accedemos al segundo nivel del restaurante principal, (Strauss), y saliendo de él nos topamos con el Lobby Bar, un acogedor rincón donde tomarte una espumosa copa de champagne. A continuación nos encontramos el Casino Royale, (accesible también desde la cubierta 5 bajando unas escaleras de la Royal Promenade), con decenas de máquinas tragaperras, mesas de juego, Blackjack, etc…, en cuya entrada principal el suelo es trasparente, y debajo de él cientos de monedas y billetes, (falsos, obviamente), rollos de películas, etc..., algo curioso y llamativo. Seguidamente encontramos el Schooner Bar, con un piano y música en directo todas las noches, pero al cual sólo puedes acceder subiendo a la cubierta 5, (primer nivel de la Royal Pomenade), y volviendo a bajar un piso más. Desde aquí también se puede acceder a la Discoteca Jesters, (de dos pisos), decorada en un ambiente gótico, muy curioso, la verdad. A continuación el Centrum de proa y de nuevo el teatro The Lyric en su piso superior. A través de esta cubierta puedes recorrer paseando por el exterior todo el perímetro del barco, excepto en proa que se ha de subir un piso, viendo de paso el helipuerto y pudiendo acceder a la punta del barco.

Teatro The Lyric

Casino Royale

Cubierta 5: por proa a través de su Centrum,  encontramos el Connoisseur Club, ideal para relajarse y apto para fumadores, y seguidamente el Imperial Lounge, un salón decorado con motivos orientales y en donde se daban charlas, clases de baile o algún cóctel por las tardes. Sin dejar la cubierta 5, y a la otra parte del Centrum de proa, se halla, (para mí), lo más espectacular del barco; la impresionante Royal Promenade. Una asombrosa avenida de 120 metros de longitud que ocupa 4 cubiertas,  repleta de bares y tiendas. Paseando por ella te olvidas completamente de que estás a bordo de un barco, parece como si estuvieses caminando por un gran centro comercial de cualquier gran ciudad. En ella enconrtamos el Café Promenade, (con servicio de buffet libre las 24 horas del día), el Sports Bar GRAVITY, un bar temático dedicado al deporte, The Duck & Dog, un bar irlandés, y como ya he dicho, infinidad de tiendas, el mostrador de excursiones y el de atención al público o recepción.

Royal Promenade 


Por las noches la Royal Promenade se convierte en un hervidero de gente, ya que el equipo de animación organiza fiestas temáticas en relación al país que se visita, y en donde hay una especie de balcón desde donde el Capitán Ole Dohan dedicó unas palabras a todos los huéspedes. Muchos de los camarotes, (entre ellos el nuestro), eran con vistas a la Royal Promenade, no hace falta comentar que dichas vistas eran impagables. Si continuamos en la cubierta 5 y seguimos hacia popa, atravesando su Centrum, no encontraremos con el último piso del Restaurante; Mozart.

Cubiertas 6, 7, 8, 9 y 10: están destinadas exclusivamente para camarotes, a excepción de un pequeño rincón en las cubiertas 6, 7 y 8 al lado del Centrum de popa, donde se encuentran el Business Services, The Library, (biblioteca de dos pispos con más de 3.000 libros), y el RC Online, (por ese orden).

Cubierta 11: subiendo por los ascensores del Centrum de popa encontramos el Restaurante Portofino, (de pago), donde se puede degustar un plato de pasta al más puro estilo italiano, un buen chuletón a la plancha o, si lo prefieres, una exquisita mariscada. Todo de excelente calidad y por tan sólo 25 $ por persona. A continuación encontramos el Windjammer, (restaurante bufet), muy bien organizado a base de “islas” con diferentes tipos y estilos de comida, y pegado a él, justo al final del barco, el Island Grill, una sección más del Windjammer donde abunda más la comida a la parilla.

Sin dejar la cubierta 11 y caminando hacia proa, nada más atravesar el primer Centrum que aparece encontramos la zona de piscinas; el Main Pool, el Pool Bar y el Solarium. El Main Pool cuenta con dos piscinas, (templada y fría), y con 4 jacuzzis, (también a diferentes temperaturas). El Solarium cuenta con una piscina de agua templada y con dos jacuzzis más grandes, una zona realmente relajante. Lo que sí he echado de menos es que el Solarium no estuviese cubierto, o que contase con una cubierta retráctil como tienen los barcos de la clase Radiance, cosa que en este crucero lo hubiésemos agradecido bastante, ya que era por Los Fiordos y el tiempo no acompañaba demasiado. Saliendo del Solarium, y atravesando el segundo Centrum, nos topamos con el ShipShape Center, un fabuloso gimnasio con aparatos de última generación para los amantes del deporte, y allí mismo pudimos disfrutar de un fabuloso jacuzzi con capacidad para 20/25 personas, realmente espectacular. También desde la cubierta 11 por proa, se puede observar a través de una ventana el interior del puente de mando, algo que me llamó mucho la atención.

Main Pool, (zona de piscinas)

Cubierta 12: justo encima del gimnasio, (a través del cual se puede acceder), tenemos el ShipShape Spa, con gran variedad de tratamientos a base de piedras calientes, fangoterapia, aromaterapia, masajes, etc…. También cuenta con salón de belleza, peluquería y sauna. Cruzando el Centrum llegamos al Sky Bar, un bar al aire libre situado una cubierta por encima de la piscina. En esta cubierta también encontramos la pista de jogging. Por detrás del Centrum de popa y también en la cubierta 12, encontramos el Johnny Rockets, una hamburguesería al más puro estilo americano, el Challenger´s Video Arcade, (zona de videojuegos), el Adventure Ocean, (zona lúdica para jóvenes), y el Adventure Beah, (piscina infantil).

Johnny Rockets, (hamburguesería)

Puente de mando, (desde el helipuerto)

Cubierta 13: también por popa, hallamos el Sports Court, el Adventure Dunes y el Inline track, zonas todas ella dedicadas al deporte, con tenis de mesa y el Mini-golf de 9 hoyos, por ejemplo.

Cubierta 14: aquí encontramos más zonas de deporte: baloncesto, tenis, voleibol, etc… Encontramos también el Rock Climbing Wall, (rocódromo o pared de escalada), a 60 metros sobre el nivel del mar, y junto a él, el Viking Crown, un atractivo bar para tomar algo después de hacer algo de deporte. Atravesando el Centrum después del Viking Crown, nos encontramos con una de mis zonas preferidas del barco, el Blue Moon, una cervecería con música en directo y con una vistas panorámicas de 180º, desde donde puedes observar toda la zona de piscinas. Puedo aseguraros que allí, una cerveza sabe mejor.

Rock Climbing Wall, (rocódromo) 

Salón Blue Moon

Cubierta 15: es la más alta del barco, y en ella simplemente encontramos la Skylight Chapel, una capilla sin ningún tipo de imagen para practicar cualquier tipo de religión.

En cuanto al servicio recibido por parte de la tripulación, comentar simplemente que fue excelente; mención especial a Grace, (asistente de camarote), Alfred y Chandan, (camareros restaurante principal), y Mohamed, (camarero del Café Promenade).

En el Restaurante Principal

Lo que no me gustó

- Algunas escalas demasiado cortas con poco tiempo para visitar las ciudades.
- Los espectáculos, en ocasiones, eran demasiado pronto y todos en inglés.
- Pese a su remodelación en 2.009, los camarotes siguen siendo algo anticuados.

Mi opinión

En general, un barco espectacular del cual disfrutamos mucho. Recomendable 100%, tanto para viajar en familia, en pareja o con grupo de amigos. Excelente gastronomía, espaciosas zonas comunes y gran variedad de actividades. Si puedo, repetiré.

Datos técnicos

- Año de construcción: 1.999
- Año de botadura: 2.001, (última renovación en 2.009).
- Bandera/Nacionalidad: Bahamas.
- Tonelaje: 142.000 tn, (registro bruto).
- Eslora: 311 metros.
- Manga: 48 metros.
- Calado: 8,8 metros.
- Altura: 64 metros, (desde la línea de flotación).
- Velocidad: 22 nudos.
- Pasajeros: 3.800
- Tripulantes: 1.150
- Camarotes: 1.557, [618 interiores y 939 exteriores, (765 de ellos con balcón)].
- 14 ascensores, (6 de ellos panorámicos).
- Cubiertas: 15
- Astillero: STX Europe - Turku, (Finlandia).
- Idioma a bordo: inglés, (asistencia en español; diarios de a bordo, cartas del restaurante, etc…)
- Moneda a bordo: Dólar estadounidense.




2 comentarios:

  1. Impresionante !!! si ya tenia ganas de probar un Royal Caribbean, con tu relato aún más !!!!! Que envidia más sana, jejeje

    ResponderEliminar
  2. Pues te la recomiendo 100% Laia, bueno..., 120%, jejeje. Nosotros es la segunda vez que viajamos con Royal, y si podemos repetiremos.

    ResponderEliminar